Regidor Margarito Ortiz busca solución a descargas de aguas residuales a canales pluviales

0
84
Margarito Ortiz Vargas, regidor morenista en el ayuntamiento local.

La solución al problema de descargas de aguas residuales a los canales pluviales como los denominados Lucio Cabañas y Noyola, no requiere de mejoralitos o curitas, sino de manera integral, rehabilitando o construyendo de nuevo el colector que sale de la colonia La Orillita y atraviesa varias más hasta llegar a la avenida Noyola de esta ciudad, señaló el regidor morenista del ayuntamiento local, Margarito Ortiz Vargas.

Entrevistado en su despacho de palacio municipal, al término de la sesión de cabildo de ayer, donde presentó su proyecto, el cual fue aceptado en una primera parte, que contempla una inversión de un millón 400 mil pesos para un “mejoralito” del grave problema, dijo que continuará insistiendo para que en el programa de obras de la administración municipal para el 2021, se contemple otra inversión cercana a los 5 millones de pesos, para ir avanzando en este asunto.

Refirió que el grave problema existe debido a que el colector de drenaje sanitario, que inicia en la colonia La Orillita de la tenencia de Guacamayas ya cumplió su vida útil, ya que además de ser de concreto, en muchas partes está colapsado y el mismo CAPALAC ha permitido que diversas tomas de varias colonias en lugar de ir a ese colector, vayan a los canales pluviales de la Lucio Cabañas y Noyola.

Aseveró que continuará trabajando en el proyecto, apoyado por Obras Públicas del municipio para lograr armar un buen proyecto para presentarlo en breve a Cabildo, a fin de que se vea la forma de ejecutarlo, y del cual no tiene costos todavía, pero aseguró que serán varios millones de pesos, pero que con ello, ya sea rehabilitando ese colector o construyendo uno nuevo, se podrá evitar que las aguas residuales vayan a dar a esos canales y contaminando la región.

Señaló que con esta obra se beneficiarían 94,699 habitantes de diversas colonias por donde pasa ese colector y que ya no aguantan el mal olor, además de que los gases que despiden las aguas negras, echan a perder artículos electrodomésticos y hasta las monedas que se dejan en cualquier lugar, “imagínate lo que pasa con la gente”, puntualizó.

Detalló que la primera inversión que se podrá hacer en este mismo año, es de un millón 400 mil pesos, “para remendar algunas partes colapsadas del colector y evitar que las aguas negras sigan cayendo a esos canales”. La segunda etapa que se buscará presupuestar para el 2021, es de cuatro millones 300 mil pesos.

Pero, recalcó, se insistirá en armar todo un proyecto técnico para hacer un nuevo colector, para limpiar de aguas negras esos dos canales pluviales y con ello evitar daños a las familias de esos casi cien mil habitantes, sobre todo en su salud, al dejar de respirar los olores fétidos de las aguas negras. (Por Rafael Rivera Millán).