De relumbrón y electorera la obra de cuatro carriles en Guacamayas

0
384
Habitantes de la tenencia de Guacamayas considera de relumbrón y electorera la obra de ampliación a 4 carriles de una parte de la avenida principal de esa demarcación, anunciada con bombo y platillo hace unos días por la alcaldesa Itzé Camacho.

Por Francisco Rivera Cruz

De relumbrón, electorera, sin planeación y sin consultas, consideraron comerciantes, habitantes y el jefe de tenencia de Las Guacamayas, la obra de ampliación de la avenida Morelos, que una semana atrás empezó a ampliar el gobierno municipal con inversión de casi 3.7 millones de pesos.

“Como las obras de los Camacho, recuerda que la presidenta es hija de Yeyo Camacho, son monumento al despilfarro. La ampliación va a dar un cambio a un punto específico, bonito y de embellecimiento, si quieres, pero cuello de botella al iniciar y finalizar. Es la falta de planeación”, dijo Rosendo, comerciante en la zona de la obra.

“Es una obra de relumbrón y electorera, con más afectaciones que beneficios, y no quisiera decirlo porque dicen que a los gobierno se les deben decir sus cosas hasta que salen, porque pueden tomar venganzas”, anotó por su parte Clemente, quien radica en la avenida que se habrá de transformar”.

“Nunca nos dijeron que iban a ampliar, nos cayó de sorpresa ver los trabajos, después que vinieron ahí junto a las vías a tomarse la foto. No creo que llegue (la obra) hasta acá. Ya nos hubieran dicho. No creo que tengan listo a dónde nos reubicarían”, comentó José, comerciante cercano al puente. Atizó que “Eso es show y buscar reflectores”.

Abel Toledo Serrano, jefe de Tenencia, por su lado, en el particular tema, dijo que había otras necesidades que se pudieron atender porque la ampliación podría esperar y el estado de algunos drenajes en distintas colonias no.

Entrevistado para los micrófonos de Radio Azul, dijo el profesor que sin duda tendrá un impacto favorable la obra en sus menos de 400 metros, aunque también seguramente se convertirá en cuello de botella.

“Hay necesidades que ocupaban atención, como los drenajes sanitarios colapsados en varias colonias, donde está en riesgo la salud de la gente”, expresó el auxiliar de la autoridad municipal en la tenencia más grande del estado.

Toledo, comentó que aunque se tuvieran planes de mayor tendido del pavimento no podrá concretarse “por cuestiones técnicas”, y cuando se le pidió detallar cuáles, dijo que el comercio que ocupa los laterales, especialmente antes del puente del Arroyo del Barco, impide ya que hay derechos creados. “La ocupación se puede convertir en dolor de cabeza, porque es un tema no trabajado con los ocupantes”.

Cabe indicar que para la obra, en la que se invertirán 3 millones 685 mil 753 pesos, la alcaldesa María Itzé Camacho, dijo en su última conferencia que se retirarían a los ocupantes porque al asentarse en el lugar estaban conscientes de hacerlo sobre zona federal.

El pasado 28 de agosto se dio el banderazo a la obra, anunciando que consta de la ampliación a cuatro carriles de la avenida con concreto hidráulico, donde cada carril tendrá 3.5 metros de ancho.

Se construirá, además, un camellón central con alumbrado público y 7 mil 140 metros cuadrados de pavimento de concreto asfáltico de 7 centímetros de espesor y la obra se entrega en noviembre.