Se busca que Apilac libere pagos de obras realizadas por socios de AMIC

0
156
Abraham Zacarías Jacob, presidente de AMIC Michoacán.

Por Francisco Rivera Cruz

La Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas (Apilac) ha retenido a cuatro de los miembros de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC) en esta zona, un monto de un millón 174 mil pesos, que no será mucho para esa entidad, pero sí de un gran alivio a este sector castigado y este año aún más afectado por la pandemia.

Así lo señaló el presidente en Michoacán de ese organismo, Abraham Zacarías Jacob Cisneros, quien reconoció que infructuosamente trató de tener un encuentro con el director de la Apilac, el Almirante Jorge Luis Cruz Ballado, para abordar ese particular tema.

Comentó que se buscan mecanismos para que en el futuro las obras se realicen por empresas locales y se evite que foráneas vengan a hacer lo que pueden hacer los constructores locales, que entran al rescate pero se quedan con deudas.

Dicho tema sí lo pudo tratar con directivos de ArcelorMittal, sin embargo, dijo el arquitecto que se precisa dejar los medios para que los constructores de la zona puedan participar en concursos y licitaciones, y centralmente que se les dé preferencia para no repetir el frecuente escenario de que se adjudiquen a foráneos que invariablemente no concluyen y firmas locales los sacan a flote.

El problema no es que subcontraten sino que, ya sea en ArcelorMittal o el Puerto, quien termine haciendo fuertes a las firmas ganadoras sean los locales, que arriesgan y se quedan con deudas, esperando un día de pago.

Para dejar de lidiar con esa situación, se generaran conductos para poder llegar a acuerdos con los deudores y sobre todo con los contratantes que no necesitan de riesgos de inestabilidad al estarles exigiendo coadyuven a que se recuperen los adeudos.

Una salida es nuestro llamado, dijo el dirigente de AMIC Michoacán, a que las empresas les den los contratos a los constructores locales, “no hay necesidad de que la infraestructura se confíe a foráneas cuando son las empresas locales quienes hacen el trabajo, entonces la idea es que los locales hagan en el API y Arcelor, porque así la economía local se fortalece, asentó.

Para Jacob Cisneros, le está faltando al gobierno federal y municipal exigir que las obras se den a los de la localidad, y que propicien las condiciones que sobra decir que activan a sectores de la economía local, hay garantía de buenas obras y hasta con reducidos costos.

La idea que se quiere poner sobre la mesa es que se pueden generar acuerdos, que los empresarios de la construcción están organizados, que hay capacidad técnica y económica para generar obras de la índole y del tamaño que sea, porque además, se pueden hacer sociedades entre constructores michoacanos.

También las empresas, sea ArcelorMittal o Apilac arriesgan cuando entregan una obra a foráneos, concluyó Abraham Jacob.