Pese a los números Covid, empleados y trabajadores de comercios sin protección

0
184
Empleada de una tortillería en Guacamayas, laborando sin cubreboca.

Por Francisco Rivera Cruz

En un recorrido por establecimientos comerciales de Las Guacamayas, se encontró que prácticamente nadie trae cubrebocas y no se conocen los dispensadores de gel antibacterial, al menos no los hay a la vista.

Podría ser que no lo portaran y al atender a público sí, pero no ocurre así. Despachan y atienden sin protección.

Dos fruterías, tres carnicerías y tres tortillerías, ni interrogando por qué no se usaban las medidas preventivas, se vio actuar al personal consultado.

En una tortillería, con letrero en una cartulina con denominación “Pillardo”, al pie de la cuesta del Cerrito de Guacamayas, se le preguntó a la joven que atendía la razón para no usar cubrebocas y al manejar dinero por qué no se protegía ya que era antihigiénico cobrar y manipular la tortilla.

La jovencita, solo observó y bajita la voz preguntó “¿y de parte de quién viene?”.

En una tienda de abarrotes cercana a la Plaza Cívica, se le preguntó a la persona que atendía, si nadie le había recomendado utilizar las medidas de prevención del Covid-19, y sonriendo regresó la pregunta con un ¿cuáles son?

Los esfuerzos por las autoridades de salud y del grupo de voluntarios que diariamente trabajan por una cultura preventiva, y que los números de contagios y muertes no sean mayores, parece que no están siendo atendidas.

Las Guacamayas es la segunda localidad con más contagios dentro del municipio, al registrar mil 329 infectados y 79 decesos al último corte de la Secretaría de Salud, de los 4 mil 756 que acumuló a este jueves Lázaro Cárdenas, que registró 13 nuevos positivos y otros 2 decesos para acumular 275.

Desde iniciada la pandemia, un grupo ciudadano, denominado Sanitización Urgente, ha llevado tareas de desinfección de espacios públicos, de concentración masiva, hospitales y viviendas de positivos, entre otros.

Para este viernes, dicho grupo tiene en programa sanitizar las instalaciones de las estaciones de radio de la ciudad, como parte de un plan rutinario de ataque a la enfermedad y su agente de contagio, el SARS Cov2.