Transporte público refrenda su compromiso con la salud

0
155
Concesionarios y choferes del transporte público, acordaron reforzar medidas sanitarias para evitar la propagación y el contrario del COVID-19.

Por Rafael Rivera Millán

Luego del cumplimiento del acuerdo suscrito la semana pasada entre la empresa ArcelorMittal y los concesionarios del transporte urbano del municipio, donde la acerera se comprometió a retirar los camiones con los que se estaba transportando a los obreros de sus empresas contratistas, para dejar el libre uso de las combis de pasaje urbano, los empresarios del ramo señalaron su disposición para reforzar las medidas de sanitización para combatir el COVID-19.

A nombre de los concesionarios, Manuel Sánchez Naranjo, quien además es Presidente del Consejo de Administración de Autobuses Río Balsas, vía telefónica dijo que desde el pasado lunes se ha estado aplicando los términos del acuerdo firmado con ArcelorMital, lo cual representaba en términos generales un respiro económico para los concesionarios y los choferes de 730 unidades, pues en promedio eran cerca de los mil obreros que se habían dejado de transportar, lo que representa para el sector, dos mil pasajes.

En este sentido dijo que el compromiso de los transportistas y sus operadores fue reforzar las medidas sanitarias, como es la sanitización cada vuelta de las combis en sus terminales o base así como en los dos puestos que para el efecto sigue manejando personal de la empresa acerera, uno ubicado en el llamado sitio El Manguito de la glorieta Amalia Solórzano y el otro a la altura del instituto Tecnológico de Lázaro Cárdenas.

Pero además, para evitar los rumores de que los choferes de las unidades andan laborando sin el cubrebocas, hay una comisión de transportistas que estará vigilando que se cumpla esta disposición, y en su caso se habrá de aplicar la sanción respectiva acordada en su momento por los concesionarios.

Asimismo informó que se ha hecho un esfuerzo para adquirir paquetes de cubrebocas, para que todo aquél chofer que vea que un usuario no lo lleva puesto, no le niegue el servicio, pero sí lo invite a que se lo ponga si es que lo lleva guardado y si no lo posee, le ofertará uno con un valor simbólico de entre 3 y 5 pesos, pero aún si el usuario aduce no tener dinero más que para pagar el pasado, el cubrebocas se le regalará para que se lo ponga durante el trayecto que dure su estadía arriba de la unidad, donde también se respetará la sana distancia de no más de 10 usuarios.

Mencionó que le uso de gel antibacterial y el cubrebocas, es algo que llegó para quedarse como la misma enfermedad del COVID-19 y si en algunas ocasiones se piensa que esto es exagerado, es mejor que así se tome, para evitar la propagación o el contagio del virus, hasta en tanto no se encuentre la vacuna adecuada.