Auditoría al pedir cuentas y multar al Ayuntamiento de LC, cae en inconstitucionalidad: Alcaldesa y contralor

0
270
De nueva cuenta, la alcaldesa Itzé Camacho demostró la molestia que le causa el que en Cabildo, el síndico Miguel Ángel Peraldí Sotelo, haga sugerencias de cómo se debe conducir la administración municipal. (Foto: Kike Rivera).

Por Francisco Rivera Cruz

Luego de salir a la luz pública que el gobierno de María Itzé Camacho Zapiain no ha cumplido con lineamientos de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) y ha aplicado multas a cuatro funcionarios municipales, la alcaldesa atajó que la “ASM pide cosas que no están dentro de” y el contralor municipal aseguró que su par en el estado procede fuera de la Constitución.

Durante la sesión ordinaria de ayer martes, para autorizar que el Programa Municipal de Desarrollo Urbano sea publicado en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, el síndico municipal Miguel Ángel Peraldí, propuso que ante la imposición de una multa a miembros del gobierno local por parte de la ASM, se instruyera una “auditoría a cautela” al ejercicio 2019, para evitar nuevas sanciones.

La alcaldesa mostró enojo porque se estaba ventilando un tema que no tiene razón de ser ya que Lázaro Cárdenas no es el único Ayuntamiento “que no está dentro de la ley”, y propuso que la propuesta del síndico se abortara.

Aclaró la alcaldesa que la sanción no es por desvío de recursos y consideró que la Auditoría se estaba extralimitando porque “pide cosas que no están dentro de”, y entonces propuso que pasara el Contralor Municipal Santiago Magallón Higareda a clarificar la situación.

Antes de que interviniera el Contralor, el síndico aclaró que del tema había notificado a la Comisión de Hacienda en el Cabildo, y pidió retirar su propuesta “si este honorable órgano cree que todo está bien, que ignore mi propuesta de una auditoría a cautela, y punto”.

Magallón, al “comparecer”, creyó necesario aclarar que se trata de una falta administrativa, “en la que vamos hacer valer que es inconstitucional”. Argumentando que es una arbitrariedad del contralor del estado, dijo que como el auditor pretenda imponer sanción, “se irá a los tribunales”.

Los regidores empezaban a discutir la necesidad de evitar las lagunas de información, responder a las autoridades superiores y tener en orden la administración, cuando la alcaldesa Camacho intervino solicitando “que no les llenen la cabeza de telarañas”, porque todo partía de falta de documentos a la ASM.

Se votó si el secretario municipal por decisión del Órgano de Gobierno instruía al Contralor poner en orden la documentación correspondiente a 2019, ya que la observación correspondía a 2018, los regidores José Ángel Polanco, Oscar Daniel de la Peña y Mario Adrián Pérez, junto al síndico, votaron por la solicitada auditoría a cautela, el resto de los miembros del Cabildo porque sea tratado el tema en reunión de trabajo y no en sesión.

Aunque el registro fue de 4 contra 10, el secretario municipal Horacio Ramírez, dictó que la votación fue de tres contra 10.