Los errores más comunes al solicitar un crédito personal

0
351

El solicitar un crédito  o un préstamo personal siempre provoca cierta tensión, actuar con la cabeza fría es muy difícil, sobre todo cuando necesitamos dinero para salir de un contratiempo, poder desarrollar un proyecto o comprar un producto o servicio que tenemos tiempo esperando.

El dinero siempre forma gran parte del terreno personal, y si no lo controlas puedes cometer errores importantes, que pueden generar grandes contratiempos a la hora de pedir mi credito personal.

En la actualidad existen diferentes tipos de crédito, y diferentes vías para conseguirlos, tienes que escoger una opción adecuada, conocer los detalles del producto, y los compromisos que este te da, para aceptar ese compromiso.

En el proceso de solicitar un crédito, se comete muchos errores, que te traen grandes consecuencias para ti, por lo que es importante que los reconozcas y así elegir el crédito que realmente se pueda adaptar a tus necesidades y circunstancias.

Uno de esos errores puede ser el solicitar un dinero que verdaderamente no necesitas o no leer las condiciones de la entidad financiera, firmar la entrega  de una cantidad muy alta.

También hay errores que no puedes cometer para que no tengas problemas económicos o legales que te producirán grandes problemas.

¿Cuáles son los errores comunes al solicitar un crédito?

  • No le das importancia al crédito: En la actualidad es muy fácil conseguir un crédito personal o un préstamo de dinero, pero esto no quiere decir que te lo debes tomar a la ligera.

No debes solicitar un crédito si no lo necesitas verdaderamente, si tienes un anhelo lo mejor es que conserves la paciencia al máximo y trates de ahorrar para poder conseguirlo.

No cometas el error de endeudarte para pagarlo, es muy probable que mientras ahorras se te va pasando el impulso y al final consigas un dinero extra.

  • Ignorar cuales son las tasas habituales: Todas las comisiones de un crédito dependerán de la entidad financiera que la solicitas, pero si acudes a un banco deberás conocer muy bien la Tasa Anual Equivalente (TAE), la cual está formada por la suma de todos los gastos que forja su apertura.

Los seguros se asocian al producto y su posible cancelación, deberás conocer también el Tipo de Interés Nominal (TIN), la cual es el porcentaje que deberás pagar por ese préstamo y que se extrae de la suma que te adelantaron.

Ese pago también ira incluido en la TAE.

  • Elegir los plazos de pago más largos: hay una creencia muy falsa, que dice que solicitar un crédito personal que tengan los plazos de devolución más largos y así creer que tienes más tiempo para cancelar la deuda, estarás muy lejos de la realidad.

Lo más recomendable es pagar esa deuda lo más rápido posible, si necesitas ese dinero y estás seguro que lo puedes cancelar en uno o dos meses deberás escoger esa opción, así evitas problemas futuros.

De esta manera tienes la posibilidad de solicitar otro crédito y así darle descanso a tus finanzas, mientras vas pagando en cuotas.

  • Olvidar todas las comisiones del crédito: Nadie regalara su dinero, todos estos productos financieros te llevan asociarte a una serie de comisiones, es muy probable que tengas que cancelar una cantidad solo por recibirlo.

Tendrás que abonar un extra si deseas que el banco te ayude a elegir el mejor crédito para ti, tienes que informarte muy bien de todo esto, para que no corras el riesgo de pagar la cantidad excesiva de tu préstamo.

  • No investigar todas las expectativas: El recorrido de las entidades financieras dan un estatus de institución segura y confiable, realmente lo son, pero no olvides que tienes que explorar todas las alternativas ágiles y baratas que las entidades bancarias.
  • Firmar créditos que no tienen nada que ver con tus necesidades: Casi siempre nos ocurre que los bancos nos ofrecen muchos productos vinculados, que nada tienen que ver con el crédito, argumentando que los intereses son más bajos del

Si algún día te ves en esta situación deberás estar muy alerta, y valorar otro producto que te interese y solicitar un documento por escrito, en donde se aclaren todos los términos y sea firmado por ambas partes, de esta forma tendrás un respaldo si se presentan problemas.