Pugnarán constructores por obras para reactivar la economía regional

0
170
Mario Benítez Martínez, Fernando Mandujano Méndez, Anturio Cárdenas Mosqueda y Miguel Ángel Maldonado, Secretario, Presidente, Tesorero y Vicepresidente, respectivamente de la delegación local de la CMIC, durante su participación anoche en el Noticiero de este diario. (Foto: Kike Rivera).

Por Francisco Rivera Cruz

Tomando como modelo Manzanillo, donde la Administración Portuaria ejecuta obra pública en beneficio de la ciudad y el municipio, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Lázaro Cárdenas, pone en marcha un plan para buscar de la Apilac, pero igual de los diferentes niveles de gobierno, realización de obras.

Así lo establecieron los ingenieros Fernando Mandujano Méndez, Miguel Ángel Maldonado y Mario Benítez Martínez, Presidente, Vicepresidente y Secretario, así como del licenciado Anturio Cárdenas Mosqueda, Tesorero, de la delegación local de la CMIC.

Los mencionados forman parte de la nueva mesa directiva de ese organismo, que recién hizo su elección sin evento protocolario derivado de la pandemia.

Comentaron que solicitarán al director de la Administración Portuaria, Ing. Jorge Luis Cruz Ballado, reactivar el convenio de capacitación que esa entidad y la CMIC celebraron y llevaban.

Se trata, se dijo, de un proyecto para capacitación a personal técnico, administrativo y obrero participante en los proyectos de Apilac. Teniendo la notificación que la cancelación, aunque fue con Cruz Ballado, se debe a decisión nacional, en el marco del cambio de dirigencia en el país de la Cámara de la Construcción van a buscar se gestione por la nueva presidencia de la CMIC, ante la directora de puertos.

Del distribuidor vial, expusieron que pugnarán porque la importante obra se realice para ello tocando las puertas que sea necesario y sin importar qué empresa lo haga, sino lo que representa en empleos y modernidad a la ciudad.

Compartieron que está demeritado el sector de la construcción al no haber obra por gobierno federal, estatal o municipal, y su actuar será por buscar ya que si con la pandemia hay afectación, activando al sector de la construcción, se activan muchos sectores.

Sus miras, anotaron, es que las próximas obras en la empresa privada y gobierno sean hechas por los constructores locales, ya que tristemente al los golpes de la pandemia, hay que ver que empresas foráneas vengan a realizar trabajos aquí.

La experiencia es que aunque a los locales se den subcontratos y migajas, son quienes terminan realizando lo que los foráneos abandonan, siendo uno el caso de Lomci, al interior de la acerera ArcelorMittal.

El abandono de obras por firmas externas, no sólo afecta a los constructores sino al comercio local que confió sus productos o servicios, al final sin una garantía por nadie de recuperación.

Siendo que el Apilac mantiene plan de inversión por mantenimiento y nueva obra de infraestructura, dijeron que buscarán que la misma los considere, sea con acceso de licitar, adjudicación o invitación.

Afirmaron que los constructores locales tienen capacidad técnica, financiera y de infraestructura para realizar cualquier obra.

Hicieron referencia a que la API Manzanillo interactúa con el municipio, ya que acaba de publicar que efectuará tres obras de gran envergadura para aquella ciudad, por lo que desearon que el gobierno de Lázaro Cárdenas se enterara de cómo el Ayuntamiento de Manzanillo gestiona.

Finalmente, y al referir que CMIC tiene 35 socios por no ser obligatorio una afiliación a una Cámara, invitaron a constructores locales ingresen por los beneficios que les representa, además de que se tiene plan de gestiona para que les vaya mejor.