MICHOACÁN REQUIERE DE UN GOBERNADOR QUE HAGA CUMPLIR LAS LEYES, DICE EL PVEM

0
217
Diputado Ernesto Núñez Aguilar, Presidente en Michoacán del PVEM y el Magistrado del STJ, con licencia, Juan Antonio Magaña de la Mora, precandidato de dicho partido al gobierno del estado, durante la entrevista en el Noticiero que conduce el director de este diario, Rafael Rivera Millán. (Foto. Kike Rivera).

* Ya no podemos estar improvisando gobernantes, Michoacán requiere de cambios, de personas con capacidad de servicio como Juan Antonio Magaña de la Mora: Núñez Aguilar.

Por Rafael Rivera Millán

Al presentar a los seguidores del Noticiero de Gente del Balsas, el diputado local Ernesto Núñez Aguilar, al magistrado del Supremo Tribunal de Justicia, con licencia, Juan Antonio Magaña de la Mora, como el precandidato al gobierno de Michoacán por el Partido Verde Ecologista de México, señaló que en este partido se estaba convencido de la necesidad que requiere la entidad, de tener un gobernante que haga bien las cosas, con vocación de servicio, honestidad, honorabilidad y con una claridad de lo que se pretende, de no estar improvisando. Se requiere ya una personal como el magistrado que conozca de leyes y de las instituciones, con mucha claridad en el tema de la seguridad y la certeza jurídica para atraer inversiones al estado”, puntualizó el dirigente estatal del Verde Ecologista.

Por su parte, Magaña de la Mora, quien es originario de Apatzingán, donde cursó hasta sus estudios de secundaria y luego la preparatoria en Uruapan, para abrazar la carrera de Licenciado en Derecho en la UMSNH y obtener también un  Doctorado por la Universidad Complutense de Madrid, España, y de haber pasado por infinidad de cargos en el Poder Judicial de Michoacán, desde meritorio, mecanógrafo, actuario, secretario y Juez en varias regiones, entre ellas Lázaro Cárdenas, donde incluso se casó con una mujer originario de La Mira, dijo que aceptó la invitación porque tiene ganas de servirle a la población de este estado, haciendo bien las cosas y que se cumplan, como las sentencias que ha dictado en su momento como Juez y luego como Magistrado donde llegó a ser presidente del Supremo Tribunal de Justicia y Presidente del Consejo para la Implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Por eso añadió, Núñez Aguilar, se buscó y convenció a Juan Antonio Magaña de la Mora, a que participara como abanderado del PVEM al gobierno de la entidad, “porque Michoacán requiere de alguien que sea experto en temas de seguridad y todo lo que de ello se deriva”.

Magaña de la Mora expresó que tras el acercamiento que hubo con el PVEM y concretamente con su dirigente el diputado Ernesto Núñez, le pidió y así se acordó, que fuera un candidato ciudadano, porque nunca ha militado en ningún partido político; otra petición fue que no se hiciera alianza con ningún otro partido, y así es, en el proceso electoral que culminará el 6 de junio, se competirá solo, sin alianzas o coalición, ni tampoco respondió al cuestionamiento, no habrá declinación por nadie “porque yo no me salió del Tribunal para declinar por tal o cual candidato de otros partidos”, recalcó.

Una tercera cuestión que se puso sobre la mesa, es que se respete su proyecto como candidato ciudadano, claro respetando la autonomía del partido, pero que no haya presión para tratar de cambiarlo. “Como hombre de leyes y algo que siempre he venido haciendo es que, como decimos en las sentencias que dictamos, que se cumplan, y por eso veo que tenemos que hacer cosas que se cumplan para que haya un buen cambio de hacer política y gobierno en Michoacán en beneficio de todos”, apuntó.

Al preguntarle qué hacía falta para mejorar la seguridad en Michoacán, señaló que organización, disciplina para cambiar la forma de hacer las bien cosas.

De manera particular señaló que el municipio y la ciudad de Lázaro Cárdenas debe impulsarse su desarrollo para acortar la brecha que la separa del puerto, y para ello dijo, se tendrá que dar seguridad y certeza jurídica a los nuevos inversionistas para que vengan a la región a asentarse y generar empleos y derrama económica, propiciando también que se realicen obras de infraestructura urbana y mejores servicios para que esos inversionistas se animen a quedarse aquí.