Pensamiento alcohólico, matrimonio en crisis

0
140

Por Ernesto Salayandía García

¿Quieres conocer a Andrés?, vive con él un mes

Como que está de moda el divorcio, las divorciadas, los hijos de divorciados, como que la moda, es la que te acomoda, como que de ver, se antoja. Divorcios al por mayor y reflexionar sobre el porqué no se soporta, porqué terminan odiándose, como enemigos, se destruyen mutuamente, agarran a sus hijos como carne de cañón, reflexionar profundamente sobre esta cruda realidad en la cual, Chihuahua, México, por ejemplo, se aproximó el año pasado a los 10 mil casos, es decir, 10 mil divorcios, hay tantas causales de divorcio, como la infidelidad, la inmadurez de ambos, la mamitis de ellos, la pésima comunicación, que la pareja, es dispareja, que después de andar de novios, todo cambia, se quintan las máscaras y bien se le dice novio al novio, porque NO… VIO con qué neurótica se casó, no-vio en la que se metió y a ella, nuera, porque NO-ERA lo que se espera.- No-era la muñequita que aparentaba, hay poca o nula tolerancia, muchos pleitos, egos, pugna de poder, rivalidad, contradicciones, mentiras y extorsiones emocionales, entre otras características.

Este mal de nuestra sociedad

El origen de una separación en muchos casos, es gracias al producto del alcohol y al uso de sustancias tóxicas, no solo eso, dormir con un borracho, un drogadicto, sino soportar al típico macho mexicano, mujeriego, mitómano, controlador, manipulador, chantajista, muchos hombres son, como yo lo he sido, farol de la calle y obscuridad de su casa, con el tiempo la mujer va acumulando un costal lleno de frustración, de impotencia, de rencor, repudio, resentimientos, mucho odio por las humillaciones, el mal trato, las agresiones violentas, a veces, las violaciones que debe de soportar, cuando el borracho quiere “ hacer el amor” y sus partes dormidas por la anestesia de las drogas ya no responden y él, hace hasta lo imposible por demostrar su hombría, incluso, penetrarla a la fuerza, soportar eso y más, son el pan nuestro de cada día en infinidad de hogares, el hilo se revienta por lo más delgado, tarde que temprano, tanto va el cántaro al agua, que se revienta.

La decadencia, no es exclusiva de los alcohólicos y adictos

La ignorancia ante las enfermedades mentales y emocionales, es tan gran que muchas mujeres se ofenden cuando les preguntas.- ¿Eres neurótica? .- Luego mal y de malas.- te responden.- Neurótica, yo… que te pasa estúpido.- Recientemente, conocí a un alto ejecutiva de una magna empresa de alto reconocimiento internacional, por su cargo, él tiene que viajar por todo el mundo, es ciudadano inglés y aunque mocho, habla bien el español, tiene un súper puesto, propiedades en Miami, Ciudad de México y en Costa Rica, sus hijos viven en México con su mujer, es un hombre que lo tiene todo, absolutamente todo, menos paz, resulta que está viviendo un infierno debido a que en 20 años de matrimonio, su esposa, entró en crisis, en una severa crisis de celotipia y según sé, ninguno de los dos consume, como infinidad de parejas que me toca la oportunidad de escucharlas y de ayudarlas a salir del hoyo, así pues, éste matrimonio, están en el abismo, hundidos en un callejón sin salida, huyendo, buscando a como dé lugar, el divorcio. Una persona con psicosis puede presentar alguno de los siguientes problemas: Desorganización en el pensamiento y el habla. Creencias falsas que no están basadas en la realidad (delirios), especialmente miedos o sospechas infundadas. Ver, escuchar o sentir cosas que no existen (alucinaciones)

Celotipia infernal, Obsesión que Mata

Alex, el inglés, me contacto después de leer mi artículo de celos en Google y me busco pidiendo ayuda, enviándome un buen número de correos para informarme como inicio el caos en su matrimonio.- Imagínate, el viaja por todos lados, solo, llega a hoteles de primera, de 5 estrellas y toda la cosa, tiene contacto con infinidad de personas, muchas mujeres, por ello, su esposa, Raquel, comenzó a tener serias sospechas de que Alex le ponía el cuerno con esas secretarias coquetas menores de 20 años, con escotes cortos, minifaldas, con esas pompis de repisa, donde pueden poner un vaso y no se cae, de esas mocosas que tienen todo en su lugar; ella, le dio vuelo a su pensamiento y la mala comunicación, los resentimientos del pasado, los pensamientos sicóticos, por demás obsesivos, están por terminar con una familia, de tres hijos, dos varones y una niña, todo se derrumbó, el, no soporto más el hostigamiento, las agresiones y el secuestro de la neurótica de su mujer, se dio a la fuga, saco a sus hijos, tomo el primer avión a Miami y ya está instalado con los niños en la escuela y toda la cosa.- Ella, por supuesto que ha presentado la demanda correspondientes.

El hilo se revienta por lo más delgado

Hay celos ciertos y ciertos celos, hay celos patológicos, enfermizos, celos fundados e infundados, pero lo malo de todo esto, es que yo como celoso, pienso mal, supongo y doy por hecho, mi mente confirma mis dudas y aunque no sea verdad lo que pienso, sin duda llego a considerar que en verdad me engañan, de ahí, reaccionado de manera ofensiva, iracundo, violento, me vuelvo un mosquito muy inquieto de esos que chiflan el alma a las 3 de la mañana, se pues que mi pensamiento chueco activará mis patrones de conducta, mis defectos de carácter, activará mis reacciones egocéntricas y al final de cuentas, ofenderé, denigraré, y tomaré decisiones equivocadas.- El que rápido decide, rápido se equivoca.- Y así como Alex anda mal emocionalmente, Raquel anda que no la calienta ni el sol y ambos tienen el pensamiento sicótico, chueco, por demás obsesivo y de no encontrar ayuda profesional se darán con todo, les harán un tremendo daño a sus hijos y su matrimonio, formará parte de las estadísticas.- Un divorcio más.- hasta que ambos se hartan, rompen con esa relación enferma, no es fácil llevar la fiesta en paz, menos cuando mientes, faltas al respeto, eres toxico, no eres genuino ni leal a la relación, la inmadurez, los egos, la soberbia, los abusos engaños y la falta de amor, son algunos atributos que desintegran la relación de pareja, que truenen como esparrago, pero que no se lleven a los hijos entre los pies, de ahí, las consecuencias, serán irreversibles y severas para todos. Gracias por leerme y más por escribirme ernestosalayandia@gmail.com 614 256 85 20.