Estamos a tiempo de evitar un nuevo cierre, dice representante de bares y antros

0
129

Redacción

La pandemia del COVID-19 va para largo, no solamente será este 2021, sino mucho tiempo más y por ello debemos de acatar las indicaciones que nos dan las autoridades en salud y administrativas, para reforzar las medidas que ya desde el año pasado se nos dijeron, y que por culpa del relajamiento que se hicieron, ahora se está en una nueva oleada, indicó Carlos Iván Mendoza Huerta, representante de bares y antros de este municipio, durante la charla que sostuvo anoche en el Noticiero de este diario, acompañado de la dirigente de enramaderos, Pánfila Beltrán Arreola.

Indicó que recién estuvo en Guadalajara, en donde ya se anunció por parte del gobierno estatal que a partir del primero de agosto habrá todo un mes de cierre de negocios, en donde afortunadamente a todos los empleados que se les mandará a sus casas, recibirán el sueldo por parte del gobierno, “pero como lo hemos dicho en Lázaro Cárdenas estamos a tiempo de evitar un nuevo cierre, pero si no hay otra opción, no nos quedará más que acatarla y cumplirla”, precisó.

Es cuestión de conciencia apunto, al recordarle a la ciudadanía que ya sabe las mínimas medidas que se deben de estar realizando todos los días, como el uso permanente del cubrebocas, el lavado de manos y la aplicación de gel antibacterial, además de la sana distancia. “Como negocio nosotros hacemos lo indicado, pero necesitamos que nuestros clientes no se molesten con uno, si no les damos servicio si no llevan puesto o bien puesto el cubrebocas. A estas alturas ya sabemos cómo son estas medidas y el que no quiera utilizarlas es porque no tiene conciencia del grave riesgo en que puede estar o poner a su familia misma”, expresó.

Desafortunadamente dijo, le ha tocado ver, cuando acude a algunas tiendas a surtir productos para su negocio, que el 40 por ciento de la gente lleva mal puesto el cubrebocas, esto es, con la nariz de fuera, o hacen como que lo usan.

Indicó que en la reunión con las autoridades de salud y de reglamentos del ayuntamiento local, se les autorizó en el caso de los bares y antros, seguir trabajando todos los días pero al 50 por ciento del cupo de cada negocio, cuidando siempre la sana distancia: Esta restricción apuntó, se debe acatar, porque ya se tuvo una experiencia el año pasado y aunque los negocios como los que representa salieron muy golpeados económicamente, se debe de colaborar de nuevo con las autoridades, porque un nuevo cierre total de actividades no se puede resistir ya más, pues se pondría en riesgo miles de empleos directos e indirectos que dependen de la actividades de bares y antros en este municipio.

“De momento no se ha tocado el tema de apoyos para los micro empresarios como fue el año pasado, porque bueno no se está decretando un cierre total, porque esto sería un retroceso hacerlo de nuevo, porque la reactivación económica en este municipio no ha sido del todo buena, ya que el año pasado con el cierre de 4 meses, los gastos de rentas y otros, continuaron.