LA CIUDADANÍA DEBE CONTRIBUIR PARA QUE NO HAYA CIERRE DE NEGOCIOS

0
135
Pánfila Beltrán Arreola, dirigente de los enramaderos de Playa Eréndira y Playa Jardín, junto con Carlos Iván Mendoza Huerta representante de bares y antros, hicieron un llamado a la población en el Noticiero de este diario, para acatar las medidas sanitarias, para evitar un nuevo cierre de negocios.

* La pandemia y los fenómenos hidrometeorológicos nos tienen devastados, dice líder de enramaderos.

Redacción

Para Pánfila Beltrán Arreola, dirigente de los enramaderos de Playa Eréndira y Playa Jardín, la ciudadanía debe tomar conciencia que no se necesita traeré a un policía detrás de uno para obligarse a usar todo el tiempo el cubrebocas o las medidas sanitarias mínimas para evitar contraer el mortal virus del COVID-19. “Si te cuidas me cuidas también a mí, porque si el incremento en los contagios no se frena, un nuevo cierre de negocios no lo podremos resistir ya”, puntualizó.

Al acudir anoche al Noticiero de este diario dijo que el sector enramadero ha sido una de las actividades comerciales del municipio muy castigado, devastado totalmente por la pandemia y por los fenómenos naturales como los huracanes y el mar de fondo y aunado a ello la pandemia, por ello hizo la invitación a la población en general y sobre todo a los turistas, a que no se molesten con los enramaderos, que les indican que deben usar el cubrebocas, lavarse las manos o aplicarse gel antibacterial.

De acuerdo a la reunión que sostuvieron esta semana con autoridades de Reglamentos del ayuntamiento local y del sector salud, se les indicó que a partir del primero de agosto, tendrán la oportunidad de seguir laborando, pero al 50 por ciento de su capacidad instalada, y de negar el servicio a quien no quiera usar el cubrebocas. Para ello añadió que si no lo lleva, en las enramadas se les estará otorgando gratis, además de una bolsita para que lo guarde mientras come, para evitar que lo ponga en un sitio donde se pueda contaminar.

Usar siempre el cubrebocas insistió, es algo al que tenemos que acostumbrarnos todo el tiempo posible, porque no se sabe cuándo se dejará de hacerlo. La autoridad también dijo, debe ser muy estricta y aplicar la ley, no someterla a consulta, porque los enramaderos han entendido que deben de acatarse las medidas recomendadas para seguir laborando aunque sea al 50 por ciento, porque reiteró, un nuevo cierre total de negocios no se aguantaría ya otra vez.

Fue insistente al recodar el hecho del cierre de una guardería por el contagio en un menor de edad. “Nosotros los adultos podemos decir qué nos pasa o qué nos duele, pero un bebe o un niño no y sería lamentable que se sigan contagiando por nuestra irresponsabilidad como adultos de no acatar las medidas sanitarias. Debemos cuidarnos los unos a los otros”, recalcó la también cocinera tradicional.