Bloqueo a las vías del tren sin intervención de las autoridades: Industriales

0
286
Miles de toneladas de mercancías y productos no han podido salir o llegar al puerto michoacano a través del ferrocarril de KCSM, debido al bloqueo existente en la comunidad de Caltzontzin, municipio de Uruapan.

Por Francisco Rivera Cruz

A pesar de que el 2 de agosto la afectada ferroviaria Kansas City Southern de México (KCSM) llevó su denuncia a la Fiscalía General de la República contra quienes obstruían las vías y la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán AC (AIEMAC) ha solicitado se aplique el estado de derecho, hasta ahora no se tiene intervención de las autoridades, se quejó éste último organismo.

Este sábado, los bloqueos en las vías del tren en la comunidad de Caltzontzin, municipio de Uruapan, llegarán a dos semanas desde que el magisterio se colocó, el pasado 31 de julio.

La AIEMAC, a la que está asociado KCSM, indicó que las afectaciones a la movilidad de trenes siguen en aumento cada día y sin que se tenga intervención por parte de las autoridades.

En su reporte emitido ayer viernes señaló que la afectación se traduce “hasta el momento” en 20 unidades de carga que no han podido salir o desplazarse con mercancía para distribuirse a lo largo de la cadena logística del tren entre el Puerto Lázaro Cárdenas y Laredo, en cuya red de atiende el Bajío y Centro, en México.

Los 20 trenes detenidos equivalen a más de 6 mil tráileres que tampoco han podido ser cargados con materia prima a distribuir en diferentes puntos, en detrimento económico de empresas e industria.

Sitúan los Industriales que el calculado número de tráileres sin circular equivale a 97 mil 892 toneladas de productos diversos que no pueden moverse.

Ilustró que, entre las máquinas inmovilizadas, hay seis trenes de combustóleo, que representan 600 pipas, además de 130 mil 205 toneladas de cemento.

Cabe señalar que el grupo magisterial que se apoderó a las vías del ferrocarril el pasado 31 de julio, demandaba pago quincenal, que se les empezó a dispersar el pasado miércoles 11 y terminó de cubrir al día siguiente. Sin embargo, la protesta sigue.