Exige AIEMAC a gobierno federal y estatal liberar vías del tren

0
175
Carlos Enríquez Barajas, presidente de la AIEMAC.

Redacción

La Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC) que preside Carlos Enríquez Barajas, exigió a los gobiernos federal y estatal resolver de fondo el conflicto magisterial de Michoacán, y aunado a ello liberar las vías del tren, que maestros de Poder de Base de la CNTE, siguen bloqueando en la comunidad de Caltzontzin, municipio de Uruapan.

“Urge separar loa problemática del estado con el asunto del bloqueo a las vías del tren, que afecta a toda la logística que tiene que ver con la importación y exportación de mercancías a través del puerto de Lázaro Cárdenas y su distribución por el ferrocarril de Kansas City a nivel nacional e internacional.

Por su parte, datos de la compañía estadounidense que tiene la concesión del ferrocarril desde Lázaro Cárdenas hasta Kansas City en la Unión Americana, señaló que a la fecha en este 2021 en Michoacán van 44 días de bloqueo a las vías férreas, en los que han dejado de circular 308 trenes equivalentes a 92,400 tráileres cargados de mercancías y productos.

Asimismo dijo, se ha dejado de transportar un millón, 694 mil toneladas de mercancía de importación y exportación y no han sido entregados a su destino un total de 13,200 contenedores, además de que 330 familias de trabajadores de Kansas han sido afectadas en su economía por la inactividad en que han caído los trabajadores por el bloqueo a las vías férreas.

Enríquez Barajas insistió en la urgencia de resolver la problemática del estado y encontrar una rápida solución al problema de los maestros o de los grupos que han estado tomando las vías del tren así como otras vías de comunicación, como medida de presión para resolver sus demandas.

“Los gobiernos federal y estatal no deben permitir ya más tomas de las vías del tren o de ningún otro medio de comunicación para hacer valer sus demandas, necesitamos que se haga respetar o que se aplique el Estado de Derecho”.

Qué repercusiones ha habido, se le preguntó, a lo que contestó que adicional a las afectaciones económicas que tienen de manera directa para todos los usuarios de la red ferroviaria, nacional e internacional, el impacto más grave es el tema de la imagen que como Estado se está generando, porque no hay la capacidad de generar certidumbre para la toma de decisiones de quienes están interesados en venir a invertir a Michoacán y en particular al puerto de Lázaro Cárdenas.

“Este tipo de situaciones nos afectan de gran manera, porque desalientan las inversiones y la generación de empleos y derrama económica que se requiere en Michoacán y en Lázaro Cárdenas”, concluyó.