Gobierno estatal incumple acciones que le obliga la Ley de Salud Mental

0
169

A través de un comunicado de prensa, la Asociación Mexicana de Psicología y Desarrollo Comunitario, señala que la inversión en salud mental es una prioridad en materia de Salud y Desarrollo económico y social, una acción de interés social, por lo que resulta indispensable el financiamiento de las acciones para proteger el derecho humano a la salud mental. Desde el año 2014, justamente durante toda la administración del gobierno saliente de @Silvano Aureoles Conejo, se ha incumplido al no invertir recursos económicos en el tema de salud mental.

Según el artículo 79 de la Ley de Salud Mental del Estado de Michoacán de Ocampo, es obligación del Gobierno del Estado incluir una partida no menor al 3% del presupuesto total destinado a la salud (cerca de 8 mil 500 millones de pesos anuales) para la Secretaría de Salud, siendo que para el año 2021 debió de haber sido de aproximadamente 250 millones de pesos de inversión en salud mental, siendo omisos las autoridades de la Secretaría de Salud y el Gobernador en su obligación de otorgar servicios de salud mental de calidad para la población en Michoacán, precarizando a su personal y no contando con servicios de psicología de calidad, ya que no se ha realizado ninguna inversión, dejando a miles de personas a la deriva. Solo se han hecho acciones aisladas, más no las que la ley indica. Una de ellas es una campaña (con lo medieval que conlleva la palabra) de salud mental sin resultados.

La misma Ley de Salud Mental establece que se deben de considerar en la erogación del recurso asignado medidas a mediano y largo plazo para la creación de módulos de atención en salud mental a efecto de incrementar la cobertura de los servicios de salud mental en el Estado de Michoacán. La realidad es muy distinta, ya que encontramos el día de hoy un sistema de salud mental pulverizado, precarizado y sin cobertura, sin atención psicológica o con poca en condiciones deplorables.

La OMS recomienda invertir entre el 5% y el 10% del presupuesto en salud para la salud mental, pero con la corrupción nos encontramos lejos de esa meta. En instituciones como la Secretaría de Salud existen problemas subyacentes, tales como que no existen concursos de ascensos o escalafonarios, poco personal de psicología y precarizado.

Es importante mencionar que dicho panorama fue mostrado a las nuevas autoridades electas por lo que tiene la información suficiente sobre el problema social de la salud mental, con propuestas de solución elaboradas por expertos en el tema.

Hacemos un llamado enérgico al presidente de México @Andrés Manuel López Obrador y al gobernador electo del Estado de Michoacán @Alfredo Ramírez Bedolla, a que hagan cumplir la ley y su palabra, una vez que prometieron atender la Salud Mental y federalizar la nómina de Salud del personal eventual y de contrato.