Un riesgo latente transitar por la autopista Siglo XXI

0
594
Muy peligroso se torna viajar en automóvil en estos días de Lázaro Cárdenas a Uruapan, por los grandes baches y los trabajos de rehabilitación de los puentes atirantados que hay en el tramo Feliciano-Las Cañas, en donde como consuelo se puede observar el espectáculo del desfogue de la presa Infiernillo. (Fotos: Kike Rivera).

Redacción

En estos días, sobre todo para los conductores de vehículos particulares (automóviles), el transitar por la autopista Siglo XXI, sobre todo en el tramo Feliciano-Las Cañas, representa un grave riesgo de sufrir accidentes por las ponchaduras de llantas al caer en infinidad de baches o chocar con otros vehículos, sobre todo grandes y pesados vehículos al tratar de esquivar los desperfectos que hay sobre la carpeta asfáltica a lo largo del tramo Feliciano-Taretan, pero principalmente entre las casetas de Feliciano y la de las Cañas.

Agradecemos el envío que ayer domingo nos hizo Kike Rivera, que al viajar como copiloto de su hermano Félix Rafael, le permitió desarrollar el oficio periodístico que ya estaba aprendiendo en este diario, y se dio tiempo de tomar fotos y videos, tanto de los baches y los trabajos de reparación de los puentes atirantados, como también del espectáculo que genera el desfogue de la presa “Adolfo López Mateos”, mejor conocida como Infiernillo, ubicada en los límites de Michoacán y Guerrero.

Lo más riesgoso, sobre todo para los conductores de los pequeños vehículos, nos comentó, es precisamente la infinidad de baches de grandes dimensiones que hay en el tramo carretero aludido, que hace muy lento el viaje, pues no se puede desarrollar mucha velocidad y luego se tienen que cuidar de los volantazos que dan otros conductores o de las pequeñas piedras que arrojan los grandes tracto camiones al caer sus llantas en los baches, lo que puede provocar la ruptura de parabrisas o generar accidentes de graves consecuencias.

Se pudo constatar también el trabajo que la concesionaria de la autopista está realizando en los puentes atirantados, lo que hace todavía más lento el tránsito vehicular por esos lugares, pues el paso es solamente por uno de los dos carriles, y hay que esperar que un buen número de automotores pasen en un sentido, para hacer lo mismo los del otro sentido, con la pérdida de un buen tiempo considerable.

Pero bueno, dijeron los hermanos Félix Rafael y Kike Rivera, no todo es penurias al transitar estos días por la mal llamada autopista Siglo XXI, pues al ir pasando frente a la presa Infiernillo, se pueden detener los pequeños vehículos para que sus ocupantes, con las debidas precauciones, tomen fotografías y videos, del espectáculo que representa el desfogue de los miles de litros de agua por segundo de dicha presa hacia el río Balsas, situación que a su vez provoca que también la Comisión Nacional del Agua, haya determinado que se realice el mismo proceso de desfogue en la presa “José María Morelos”, mejor conocida como La Villita.