Podría denunciarse obstrucción al libre comercio, con el bloqueo al tren: AMF

0
219
Se acercan los meses de mayor movimiento de mercancía contenerizada por el puerto michoacano, pero el bloqueo a las vías del tren, representa un serio riesgo para ahuyentar de Lázaro Cárdenas a los importadores de mercancías.

Por Francisco Rivera Cruz

Entre julio y octubre, es la temporada más alta de movimiento de carga, que a la vez representa más jornales de trabajo y por ende, ingresos para los estibadores portuarios, lo que esta vez perderán ante el bloqueo al tren.

El señalamiento de trabajadores del sector portuario, coincide con el de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), que señaló que los meses previos a la época navideña, es la temporada alta de comercio con el exterior y de abastecimiento en Asia, y sostuvo que caben reclamos por impedimento de libre comercio en el Tec-Mec.

Luego que por segundo fecha se dificultara obtener información de la dirigencia del sindicato de estibadores, un grupo de trabajadores adheridos se prestaron a hablar de la situación que enfrentan, y que señalan les preocupa ya que compañeros de clase les quieta la oportunidad de mejorar ingresos, y lo que es peor, perder turnos, ya que hay barcos que terminan llegando a otros puertos.

Uno de ellos, fue más crítico, dijo que desearían que los reclamos los hicieran donde corresponden y “no dañando imagen y matando el poco trabajo logrado. Cómo nos veríamos, los estibadores cerrando una escuela o oficina si tuviéramos problemas de no entendimiento con la empresa, ridículos”.

Que tienen derechos violentados, y eso les da autoridad para dañar a otros, cuestionó. “Ellos el día que les paguen les pagarán integro. Mientras trabajadores como nosotros, turno que dejamos de hacer, no se nos paga. Se dicen democráticos, solidarios y no sé qué más, y dónde está. Se habrán preguntado que resulta de sus… ya mejor me callo”.

En su oportunidad, Iker De Luisa Plazas, director general de la AMF, sostuvo que los bloqueos en Michoacán este año superan los 50 días y en el caso del último, en la tenencia de Catzontzin, municipio de Uruapan, a más de un mes, afecta toda la cadena de valor y áreas de oportunidad del Puerto Lázaro Cárdenas, que en este conflicto no ha perdido gran carga ante la valiosa conexión directa con Asia.

El impedimento de realizar comercio por parte de un grupo de la CNTE-SNTE, lesiona empleo y la cadena productiva, pero la mala imagen que deriva, si se cree que es directamente para el Puerto, es no querer ver que, al final del día, lesiona la credibilidad a México.

En cuanto a las pérdidas diarias, son altas porque empieza con cargas detenidas, con industrias y empresas que no reciben sus materias primas o mercancías, tiendas de autoservicio, centros de abasto y comercios que esperan sus productos para la época navideña.

Aun con conservadoras cifras, las pérdidas son superiores a los 2 mil millones de pesos, y lo malo, es que los sobre costos que se originan, por almacenaje, despacho en otro tipo de transporte y tardanza, los terminará pagando el consumidor final.

Dado que el gobierno estatal ha reconocido su incapacidad y el federal no ha querido atender el tema, el directivo dijo que no es tan lejano el escenario de que empresas o industrias afectadas, reclamen internacionalmente por obstrucción al libre comercio, dentro del esquema del T-Mec.

Para esto, recordó De Luisa que en Puerto Lázaro Cárdenas confluyen decenas de navieras internacionales, la industria global e importante número de usuarios nacionales que exportan o importan del comercio internacional.