Sigue el viejo malecón día a día cambiando de imagen

0
81
Esta es una de las esculturas que la organización Deportistas con Causa, ha colocado en el viejo malecón de la ciudad.

Por Francisco Rivera Cruz

Bajo proyectos como Eco-conciencia y participación de grupos de la sociedad porteña, como Deportistas con Causa, que dirige Martín Barriga Barriga, el viejo malecón del Río Balsas, sigue en transformación.

Actualmente luce tres atractivas esculturas del artista cardenense Carlos García Martínez, una sirena, entorno a la cual hubo convocatoria a narrar una historia, el Quijote y el Pirata del Arroyo del Barco.

Sobre la última escultura, existe una leyenda que refiere a lo que fue en Las Guacamayas un brazo del río Balsas que bajaba de El Badén, que tomó el nombre del Arroyo del Barco, del episodio de que un Pirata se refugiara en esa zona con su embarcación.

La valía de las esculturas, además de sembrar atractivos de pertenencia, es que están trabajados con materiales reciclados, de importancia ecológica ahora que hay tanta agresión a la naturaleza, comentó Martín Barriga.

Esta parte del Malecón, día a día cambia de imagen, en una ciudad joven que construye su identidad, y por lo pronto es uno de los lugares más limpios de Lázaro Cárdenas por decisión de los propios visitantes que no tiran ahí basura, agregó.

Desde hace algunas fechas, el lugar empezó la transformación que hoy presenta oportunidad de algunos para caminar o convivir, y otros hasta de organizar la fiesta o incluirlo en las imágenes de recuerdo, siempre con respeto total al sitio.

Dotado de murales, flores, un columpio, paradores, tres esculturas y otros atractivos, como las grandes raíces de un ficus que derribó el huracán Rick, ahora se valora la posibilidad de “un malecón musical”, en el que con cierto periodo se presente un espectáculo artístico.