POLÍTICA CON LA IZQUIERDA

0
526

El gobernador Alfredo Ramírez Bedolla no es AMLO, aunque el gobernador esté lleno de buenas intenciones y aunque trate de imitarlo en todo, definitivamente no tiene el mismo liderazgo y el nivel de aprobación del presidente,  ya que este último haga lo que haga, muchos mexicanos se lo aplauden, hay que reconocer que es verdad  que el gobernador ha estado construyendo acuerdos de gobernabilidad con todos los partidos y por lo que se ve, tiene el control del Congreso en sus manos, porque hasta el momento le han aprobado casi todo, pero el resbalón que se acaba de dar con el decreto de verificación vehicular obligatoria, le creó muchas inconformidades y críticas entre la oposición y entre los ciudadanos que todavía no se reponen del cobro del impuesto por el reemplacamiento, fue tal la inconformidad manifestada que le tocó que dar un paso atrás y pos ya dijo que nanai, que la verificación vehicular no sería obligatoria, no quiso pagar el costo político que ya empezaba a reflejarse en los niveles de aceptación de su persona en las encuestas, políticamente a veces esos tropezones tienen sus consecuencias, que si la oposición sabe capitalizarlas a su favor ya sabrán que el ruido negativo en redes le da pánico, sus asesores deben de planear y analizar los pros y los contras de cualquier propuesta antes de publicarla y echarla a andar, en pasillos hay muchos comentarios en relación a como están trabajando sus funcionarios  y la mayoría de los comentarios coinciden en que no se ven los cambios en las dependencias estatales, siguen trabajando igual y hasta un poco peor porque no están cuidando los perfiles de los funcionarios y el hecho de poner puros recomendados es una factura que le cobrarán en frío a su debido tiempo, y mientras los morenistas sigan enfrascados en la disputa de espacios de gobierno que por cierto, ya la mayoría han sido ocupados, los otros partidos se están reagrupando y organizando para la elección del 2024, o ¿aste que cree patrón?. Hasta la próxima.