CONCESIONARIO DE LA “AUTOPISTA” DECEPCIONA A EMPRESARIOS DE LC

0
110
Ayer, durante poco más de 4 horas, transportistas y líderes empresariales, así como el subsecretario T-MEC, Rubén Medina González, escucharon los argumentos de David León, director de Autopistas de Michoacán, en torno al por qué no se amplía la autopista siglo 21.

* En maratónica reunión, transportistas y líderes empresariales, exponen las pésimas condiciones en que se encuentra la mal llamada autopista siglo 21.

Por Francisco Rivera Cruz

Un encuentro que consumió las tres horas y en el que participó David León, Director de Autopistas de Michoacán, empresa concesionaria de la “autopista” Siglo XXI, terminó sin convencer a los representantes del autotransporte y empresariado local en esta ciudad portuaria, luego que se les indicara que no hay aforo que demande ampliar la carretera como tampoco los recursos económicos.

Por vez primera, la representación de la concesionaria se reunió con los sectores que han demandado ampliar la importante vía entre Lázaro Cárdenas y Uruapan, para disminuir los accidentes y pérdidas que los mismos dejan, donde para variar se consideró que la vía es cara e insegura, teniendo la impresión de que ni SCT ni alguna autoridad “les dice algo, menos que les jale las orejas”.

El encuentro le fue solicitado al encargado de despacho de la Secretaría de Desarrollo Económico de Michoacán, Rubén Medina González, quien dio razón con una “tienen derecho a exigir”, aunque solicitó “no presionen de más a la cuerda”.

Las condiciones de la autopista y necesidades puntuales de mejora: ampliar casetas, retiro de topes, construcción de un retorno, reparaciones con señalamiento, bacheo oportuno, baños adecuados y ampliación de la actual infraestructura a los cuatro carriles, fue tema de Abelardo Lozano Herrera, de Conatram; Julio César Cortés, de ATLAC; David Torres Causor, presidente del Consejo Coordinador Empresarial; Pablo Martínez Gómez-Tagle, del sector logístico; Carlos Gómez Aburto de Coparmex y Gonzalo Codemo Cabrera, de Canaco-Servytur.

Incluso la Ing. Deyanira E. Castellón Rivera, Coordinadora de la Mesa Ciudadana de Seguridad de la Región Lázaro Cárdenas, habló de la inseguridad que representa la autopista, y fue quien llevó los registros de participaciones y conclusiones.

Tras escuchar las inquietudes de los dirigentes de organismos en Lázaro Cárdenas, David León, expuso que la cesionaria de la carretera a su representación sólo tiene responsabilidad por contrato ampliar el tramo de Zirahén a Zirimicuaro, en el que falta un tramo de 22 kilómetros, aunque se espera que el gobierno federal concluya acuerdos para el derecho de vía y liberación de una franja.

Argumentó que hacia Lázaro Cárdenas el número de vehículos para los que se planeó la carretera, no se ha visto rebasado, además de que “no hay de dónde tomar dinero para construir algo más”. Explicó que hay cinco parámetros (por tramo) de la autopista que están por debajo de los aforos necesarios.

Manifestó a los transportistas y empresarios que ampliar la autopista no va a traer más transporte, que es básicamente lo que importa a la empresa porque está arriesgando su capital, del cual está a mucho tiempo de recuperar, toda vez que apenas lleva 10 de los 30 años de concesión.

Dicho lo anterior, suavizó el directivo explicando no se ve o no se quiere ver que Autopistas de Michoacán trabaja, y ahora lo hace en seis puntos de la carretera, y que se adelantarán tiempos de construcción de la ampliación, para loa cual “se explotan medios”.

Los dirigentes retomaron la palabra para exponer que desgraciadamente no se veía sensibilidad por Autopistas de Michoacán, que no quiere ver una carretera saturada ya de autotransporte, mientras la carga y desplazamiento de mercancías va a la alza, tanto por el Puerto y la acerera ArcelorMittal que cada vez desplaza más producto de su laminadora.

En respuesta a señalamiento particular, citaron que mientras el autotransporte se desplace por un tramo carretero inseguro, de poco servirá la capacitación por aseguradoras y el gobierno para evitar los accidentes.

El delegado de Conatram describió que cerraba el encuentro “con el corazón apachurrado” a falta de respuesta y compromisos claros, y quererles vender tibieza, “y tal parece que gritamos en el desierto”, lo que fue secundado por otros dirigentes como Torres Causor.

Rubén Medina selló mencionando que ocurren gestiones al más alto nivel, mismas que se anunciarán en su momento por el gobierno estatal, y está convencido que el hoy cuello de botella de la Siglo XXI, se convertirá en la vena aorta del sistema carretero.