Hay quienes se cuelgan de AMLO y no imitan su austeridad: Pereyra

0
162
Antonio Pereyra Juárez, activista social.

Por Francisco Rivera Cruz

La compra de votos, el acarreo y el uso chantajista de programas sociales no representan a Morena, con todo que exista funcionarios públicos y dirigentes partidarios que se empeñen en contaminar con sus prácticas la justeza de sus documentos básicos y esperanzas de un sector mayoritario del pueblo mexicano, anotó Antonio Pereyra Juárez.

Para el activista social, hay un gran número de mexicanos que aspira a tener un país sin corrupción, sin políticos trepadores, sin oportunistas chapulines, sin pragmáticos carentes de convicciones y sin funcionarios que se comprometen a no robar pero cobran cuantiosos salarios.

El ex funcionario estatal en las gestiones de Cárdenas Batel y Godoy Rangel, refirió que una amplia mayoría de mexicanos honestos que no tienen intereses partidarios, quieren cambios sólidos en favor de la transparencia, austeridad, manejo claro de los recursos públicos y vocación de servicio.

Igual, un amplio sector de militantes de Morena, miramos con profunda pena el espectáculo perverso del sábado 30 de julio, en que gran cantidad de funcionarios mostraron su desmedida ambición por abarcar la mayor cantidad de puestos públicos sin haber todavía cumplido el encargo para el que fueron electos o designados.

Se está hablando, dijo Pereyra de representantes que no acatan, aunque sea con un intento, la austeridad republicana que exige el Presidente AMLO, no respetan la libertad de expresión y amenazan a comunicadores; carecen de sensibilidad para comprender las necesidades ajenas, porque son prepotentes y no tienen interés en aclarar las evidencias de presunta corrupción.

Ni funcionarios locales o estatales, atendieron el llamado del Presidente para conducirse con limpieza en el proceso electoral interno de Morena para elegir consejeros, porque acarrearon, amenazaron con despido al personal a su cargo si no llevaba gente a votar, y los hubo que indujeron y compraron el voto.

Debería haber compromiso con las premisas de no robar, no mentir y no traicionar, pero ocurre que cuando necesitan al presidente, se retratan con él y lo publicitan en las redes sociales, usan sus frases para disfrazar su lealtad, y aun para lograr mayores asistencias a sus eventos anuncian que vendrá el primer mandatario, como se hizo el domingo 8 de julio, en el aniversario de la victoria del partido.

“Pero cuando se trata de imitarlo en acciones como la austeridad, la pobreza franciscana, realización de obras prioritarias, salarios no excesivos, atención inmediata a los ciudadanos, transparencia y respeto a la libre expresión, gana la vanidad, la prepotencia y talante autoritario”.

Para quien fuera jefe de Servicios Públicos en el Ayuntamiento 2012-2015, hay en el seno de Morena ciudadanos libres, responsables, conscientes de la necesidad de acompañar al presidente en sus acciones.

“Tenemos que buscar alternativas frente a esa camada que se cuelgan de la imagen de López Obrador para sacar provecho personal; tenemos que encontrar ciudadanos que sean obradoristas, porque ninguno de los mapaches que acarrearon, compraron votos, amenazaron a subalternos y se denominan morenistas, en realidad no lo son”, afirmó concluyente Antonio Pereyra.