Ecos para la posteridad

0
295

Por Yazmín Arroyo

Bienvenidos sean mis estimadísimos lectores; en esta semana que pinta para ser caótica con noticias buenas y malas; y es que así la empezamos y me gustaría empezar con la siguiente frase “A que le tiras cuando sueñas mexicano” o mejor dicho “A que le tiras cuando sueñas michoacano”.

El día martes se anunció la construcción de la planta Tesla y ni más ni menos que en el estado de Nuevo León, aun y cuando nuestro Presidente había descartado al estado por falta de agua tal parece que pesaron más otras cosas.

Y bien que levantó la mano nuestro Gobernador para que se construyera ni más ni menos que aquí en nuestra oriunda ciudad, yo creo que más de uno ya se imaginaba que aquí estaría construida la planta de automóviles del segundo hombre más rico del mundo.

Y es que, en lo personal abundó más la decepción de que otra vez no se hizo nada, te acuerdas con las famosas Zonas Económicas Especiales (ZEE) iniciativa impulsada por Peña Nieto y nada, se buscaba un detonante comercial y de desarrollo para el puerto.

Y pues seguiremos así, y es que yo creo que nuestro Presidente estaba muy bien convencido, porque tenemos mucha agua, estamos ubicados en una zona estratégica, tenía todos los argumentos para convencer a cualquiera, pero a Elon Musk no lo convenció y Elon Musk no es cualquiera.

Y es que desde el año pasado, ya venían hablando con él, según Tzuara de Luna y Reuters, la planta tendría una posición estratégica para Tesla, puesto que se complementaría con las otras tres que tiene en el país vecino al norte, distribuidas en Nevada, California y Nueva York.  Al mismo tiempo, la planta se convertiría en la tercera en salir del país de origen de la compañía.

De cada 10 autos fabricados en el país, entre ocho y nueve son destinados a otros mercados, en donde Estados Unidos ocupa el principal lugar de destino, de acuerdo con datos del Inegi. Nuevo León significaría la puerta de entrada en materia de exportaciones para Tesla con el país vecino al norte. “El 80% de los autos que fabricarían irían para Estados Unidos, por lo que no consideró a ningún estado del sur.

Por otro lado la modernización de Puerto Colombia, el cruce fronterizo entre ambos países y señaló que Tesla tendría un carril preferencial en caso de instalarse en la entidad. Para el 2 de febrero del año en curso, Marco González, secretario de Desarrollo Regional y Agropecuario de Nuevo León, en representación del gobernador de la entidad, presentó formalmente dicho plan ante las autoridades texanas Jane Nelson, Secretaria de Estado y Caroline Mays, directora de Transporte.

El proyecto contempla una inversión superior a los 400 millones de pesos, así como una ampliación de Base de Fuerza Civil al pasar de 35 a 350 elementos, la ampliación de tres a cinco carriles y una nueva base de la Guardia Nacional, conformada por 120 efectivos.

Con sus bajos costos y su ubicación junto al mercado estadounidense, México surgió como una alternativa atractiva, que tras la pandemia ha atraído la manufactura en sectores como automóviles, electrónica, textiles y muebles. En el último año, al menos una decena de empresas han aterrizado en Monterrey.

Todo lo anterior tiene que ver con la competitividad, crecimiento y desarrollo a muy corto plazo, que es lo que le interesa a Elon Musk y es que nosotros tenemos graves problemas, el hecho de que en gobiernos pasados había ingobernabilidad, violencia, toma de casetas, toma de vías, en fin, situaciones que no se han solucionado como el pago al magisterio un sector muy golpeado en nuestro estado.

Como el hecho de que la Secretaria de Educación en el Estado figuró como la “famosa caja chica”, en donde todos los gobernadores que hemos tenido hicieron su agosto y nunca había dinero para pagarles a los maestros, se daban el lujo de crear escuelas sin presupuesto, lo que hoy les podemos llamar como “elefantes blancos”, y la verdad no quiero decir nombres, Instituciones que se crearon sin planeación a futuro, y que hoy pagan las consecuencias, lo peor del caso es que quien está pagando los platos rotos son los estudiantes.

Tenemos instituciones del sector educativo que no tienen presupuesto o mejor dicho dinero para pagarles a sus maestros, señores y señoras hay crisis en el sector educativo, y de eso nadie habla, solo nos enojamos cuando vemos a los maestros tomando las vías del tren, y les estamos echando la culpa, porque por ellos no se instaló aquí la planta Tesla.

Quién es o quiénes son los culpables, en lugar de enojarnos deberíamos de ocuparnos, y exigir que se hagan bien las cosas, pensar a futuro y que no les pongan curitas a problemas muy difíciles que tenemos en nuestro bello y querido Lázaro Cárdenas.