DIFÍCIL PREVENIR EL ALCOHOLISMO, CUANDO LC ESTÁ LLENO DE ANTROS Y CANTINAS: CACHO

0
313
Dr. Ignacio Cacho Aguirre, Jefe de Servicios de Salud de la JSN08.

* El establecer operativos de alcoholímetro es competencia del municipio, dice el doctor Ignacio Cacho Aguirre, Jefe de Servicios de Salud de la JSN08.

Por Rafael Rivera Millán

Mientras las personas no tomen conciencia de los riesgos que conlleva el ingerir alcohol, en cualesquiera de sus cantidades, y mientras la autoridad local siga dando licencias para negocios como antros, cantinas o tiendas de venta de bebidas alcohólicas, ninguna campaña de prevención será efectiva, sobre todo en Lázaro Cárdenas en donde a lo largo y ancho de la avenida Melchor Ocampo, desde Aurrerá hasta el Tecnológico, está llena de sitios donde se ingiere o se compra bebidas embriagantes.

Lo anterior fue señalado por el doctor Ignacio Cacho Aguirre, Jefe de Servicios de Salud de la JSN08 de este lugar, durante una conferencia de prensa de Alcohólicos Anónimos, donde él acudió como autoridad invitada, y en la que se anunció diversas actividades tanto en Arteaga como Lázaro Cárdenas, para hacer conciencia ciudadana para evitar caer en las garras del alcoholismo.

Al responder a cuestionamientos de qué es lo que estaba haciendo la autoridad sanitaria en el tema del alcoholismo y el por qué se han dejado de realizar los operativos del alcoholímetro, dijo que esto último es competencia del municipio, ya que lo que hace la Secretaría de Salud es solo capacitar al personal que lo integra, de cómo poder manejar los aparatos, “pero luego resulta que son ellos mismos, que vía redes sociales, le avisan a amistades o familiares, que no pasen por determinado sitio, para evadir el operativo”, recalcó.

Y puntualizó: “Es difícil querer cambiar los hábitos de consumo de alcohol, sobre todo cuando tenemos (en la avenida Melchor Ocampo) que desde Aurrerá hasta el Tecnológico, (la avenida) está llena de negocios de venta de alcohol, se vende alcohol las 24 horas de los 365 días del año”.

Cuando en el gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas se prohibió en Michoacán las cantinas y antros, pues todo mundo se iba a Las Tamacuas, Gro., a tomar o la pandemia se tomó como pretexto y se aumentó el consumo del alcohol, tomando como pretexto el estrés que causaba el estar encerrados en casa mucho tiempo.

Por eso, dijo que actualmente el alcoholismo ya no es un problema de prevención, sino de control, porque sobre todo nadie o muy pocos aceptan que son alcohólicos, ya que cuando las personas van a consulta, no dicen que van porque son adictos o se niegan a asociar que sus padecimientos están asociados al consumo de bebidas alcohólicas.

Recalcó que la Secretaría de Salud es una autoridad capacitadora pero no ejecutora en este tema, porque incluso dijo que en el sistema de salud se tiene médicos con problemas de alcohol o tabaquismo y quién los trata a ellos o tampoco quieren reconocer que son alcohólicos.

Finalmente señaló que la batalla contra el alcoholismo se ganará en la medida que haya conciencia ciudadana. “Mientras no cambiemos la manera de pensar de las personas, o de quienes participan por ejemplo en los operativos del alcoholímetro, son también quienes lo ingieren, con qué calidad moral también van a decirle a la gente que deje de tomar, o si yo le digo a mi hijo que no ingiera bebidas alcohólicas, pero el fin de semana me ve tomando, así nunca vamos a lograr algo positivo”.