Afectación de ‘mar de fondo’ a enramadas necesita recomendaciones de un Implan

0
171
Se ocupa de la figura del Implan), para que recomiende cómo y dónde debe ser un corredor turístico en playa, declaró Karla Alejandra Molina Pineda, presidente del Colegio de Arquitectos de Michoacán.

Por Francisco Rivera Cruz

La afectación a prestadores de servicios turísticos por el fenómeno climático ‘mar de fondo’ evidencia que se ocupa de la figura del Instituto Municipal de Planeación (Implan), para que recomiende cómo y dónde debe ser un corredor turístico en playa, declaró Karla Alejandra Molina Pineda, presidente del Colegio de Arquitectos de Michoacán.

El mar de fondo nos remite a necesidad de un Instituto de Planeación porque son los facultados para elaboración de instrumentos, cartografías que codifican el tipo de suelo. Dónde se puede hacer, qué construir, con qué tipo de materiales, en cuántos niveles, hasta dónde, y si fuera necesario preservar algo, argumentó.

Se necesita que Lázaro Cárdenas tenga un Implan que se ocupe de una carta urbana de compatibilidad de suelo y de su vigilancia, señaló la especialista en desarrollo urbano sustentable.

La también acreditada como Director Responsable de Obra, comentó que se ha encontrado que los municipios en general cuentan con muchos instrumentos y programas de ordenamiento urbano, y Lázaro Cárdenas, en particular, que no tienen mucho de creados, “pero como ciudadanos no los conocemos y ni la autoridad los aplica”.

Profundizó que esa gran variedad, contempla programas municipales urbanos, centros de población, de ordenamiento ecológico territorial, y de ellos, varias vertientes son de la Sedatu, “que no basta con tenerlos. Los ayuntamientos los tienen preservados en un cajón, mientras operativamente no se despliega nada, o casi nada”.

Se hace algo diverso o diferente a lo que se puede encontrar en estos estudios. Lo ideal es su puesta en práctica, atender los puntos riesgosos, que pone en vulnerabilidad, que recomiendan visión a ciertos plazos y la puesta en práctica.

El Ayuntamiento, subrayó Molina Pineda, necesita un instituto que ayude a mantener visión, que se quede con la memoria de hacia dónde se va, sin importan los cambios de autoridad.

El ‘mar de fondo’, afecta a las costas del Pacífico. Consiste en oleaje intenso y continuo que ocurre en la temporada de lluvias y se atribuye a tormentas en el mar. Sus olas pueden alcanzar los 10 metros de altura. Es sensible la afectación de 2015 a la fecha en que se manifiesta en esta región.