Por cadena de supermercados, se dice discriminado grupo de la tercera edad

0
194
Apolinar Perea Hernández, externó la preocupación de los adultos mayores, al sentirse desplazados por la empresa Walmart.

Por Francisco Rivera Cruz

Aunque le representan ganancias, probadas en el ahorro de tiempos muertos, y la Jurisdicción Sanitaria declaró superadas las condiciones de riesgo, la cadena de supermercados Walmart ha decidido que los empacadores de la tercera edad no regresen a sus labores.

Si bien la decisión de la empresa trasnacional fue tomada a nivel nacional, en lo local, el grupo que antes de la pandemia y por poco más de cuatro años empaquetó en las dos tiendas y ahora en su tercer establecimiento abierto este año frente al aeropuerto local, intenta que haya reconsideración.

En el estacionamiento de la Plaza Las Américas, donde se localiza la tienda Walmart, un grupo que fue retirado el año pasado a raíz de la pandemia, coincidió en el pronunciamiento de “queremos trabajar”.

Con la decisión de la cadena de supermercados, dijo Apolinar Perea Hernández, se está desplazando a alrededor de setenta personas mayores de sesenta años, a quienes se quita la oportunidad de sentirse útiles y de ingresarse recursos que les son necesarios para pagar renta y gastos varios.

A 30 de ellos se retira de Walmart Lázaro Cárdenas y 20 de cada tienda Aurrera, detalló mientras precisaba que no recibían un pago sino propinas de los clientes por el servicio de empaquetado.

“La información que se tiene es que rompió Walmart con Inapam, en tanto aquí en Lázaro Cárdenas, hace un mes Inapam, Jurisdicción Sanitaria y Gobierno Municipal, coincidieron en que había condiciones para retorno, porque estamos vacunados, no había ningún inconveniente”, señaló Simón Parra Martínez.

Esos recursos que ahora no vemos, son necesarios para cubrir gastos de alimentos, sobre todo que en nuestra edad, debemos mejorar alimentación porque no podemos tener dieta como la de los jóvenes, terció Perea Hernández.

Ramón Machuca Sánchez, en tanto dijo que sienten discriminación, por una empresa extranjera que los hace sentir obsoletos y les quita la oportunidad de ingresos económicos, muy necesarios en una situación como la que se vive de pérdida constante de poder adquisitivo.

Sostuvieron que la propuesta que presentan a la empresa mediante un escrito, no es tajante, sino que si el cliente quiere que se le empaque, lo harán. “Si dice no quiero se toquen mis artículos, se respeta la decisión”,

Y es que para la determinación, recordaron, Walmart argumenta que la clientela no quiere que le toquen sus productos, “y eso se puede solucionar preguntado al cliente, si quiere que se le embolsen sus productos; que el cliente tenga la última palabra”.

El escrito se presentó al subgerente de la tienda, a la espera de que lo comunique a la empresa, a nivel central, toda vez que el gerente está de vacaciones.

De no tener una respuesta, dijeron, se buscarán otras vías, siendo necesario ver qué dependencia puede ver por la gente mayor de sesenta años. “No debe pasar esto en nuestro país, que un consorcio extranjero discrimine a una población que puede ser productiva”, señaló Parra Martínez.

Soriana y Grupo Superama ya están reintegrando a los paqueteros, quien se resiste es Grupo Walmart, agregó.

Anotaron que si bien el cliente lleva su bolsa, no se acostumbra a empaquetar sus productos, y que cuando han acudido de compras, como ya los conocen, les preguntan cuándo se reintegran, lo que contradice el argumento de la cadena de que los clientes no los quieren.

“Contrario a lo expresado por la tienda, agilizábamos las ventas, que de hecho se cayeron en parte por la pandemia, además, les ahorrábamos los tiempos muertos. Con nosotros, pasando la mercancía por la caja de registro ya estaba siendo empaquetada, ahora por lo general, el cajero cobra y cuando termina de hacer la operación, empaqueta (el propio cajero), generando pérdida de tiempos, los cuales, le evitábamos a la tienda”, explica Gudelia Orozco Bautista.

Anotó finalmente que al empacador voluntario lo están discriminando, ante ello, esperan apoyo de ciudadanía y clientes “para que nos hagan regresar a nuestro trabajo”.