ENRAMADEROS PIDEN CONSTRUIR ROMPE OLAS Y PROPONEN PROYECTO DE ALBERCAS MARINAS

0
103
Aspecto de la reunión que ayer sostuvieron enramaderos de Playa Jardín y Playa Eréndira, con la titular de Sectur estatal.

* Buscan enramaderos sobrevivir; gobierno levanta censo de afectaciones de la tormenta tropical “Dolores”.

Por Francisco Rivera Cruz

Sólo en Lázaro Cárdenas hay, en la franja Eréndira-Playa Jardín, 600 empleos en riesgo al dañarse 52 enramadas de las que 15 habían salido de servicio antes de la tormenta tropical Dolores, es decir por la pandemia y mar de fondo.

Ayer, prestadores de servicio del área en mención, presentaron a la secretaria de Turismo en Michoacán, Claudia Chávez López, solicitud de apoyos inmediatos y futuros para poder sortear los fenómenos naturales que están sacando de servicio a ese sector en Lázaro Cárdenas.

En tal marco, Jorge Luis Romero Álvarez, Comandante de Protección Civil Michoacán y encargado de la jefatura de bomberos, indicó que no sólo Lázaro Cárdenas, sino prestadores de servicio en Aquila y Coahuayana, se vieron afectados por el paso de la tormenta Dolores y sus inmuebles tienen impactos que van del 70 al 80 por ciento.

En el caso de Lázaro Cárdenas, dijo que los datos que tienen son que la afectación empezó con la pandemia, que obligó a cierre de playas, luego de enramadas y restaurantes, que fueron abriendo foros paulatinos, pero sin poder recuperarse de las restricciones porque empezó a golpearlos el mar de fondo.

Pánfila Beltrán Arreola, de la Asociación de Prestadores de Servicios Turísticos de la Costa Michoacana, dijo que ocupaban disponer de cemento para armar piezas de contención y de un proyecto de escolleras, que les evite en el futuro seguir perdiendo sus infraestructuras y patrimonio, porque con ellos se arriesga los 300 empleos que actualmente ofrecen.

Tras recibir la formal petición estando presentes los enramaderos, Claudia Chávez dijo que aun cuando no hay recursos federales al haber desaparecido el Fonden, y el gobierno de Silvano Aureoles está en transición, se tendrá una respuesta, orientará a una ruta que minimice riesgos y dejarán líneas de trabajo con este sector.

Comentó que aunque se tiene el levantamiento de daños causados por los fenómenos, llevará dos semanas actualizarlos y confirmarlos, no sólo en Lázaro Cárdenas sino toda la costa, recordando que en Coahuayana, se ha pedido por sus autoridades municipales se haga declaratoria de “zona de emergencia”.

Se les apoyará, afirmó, para tener condiciones de recibir turismo en el verano próximo, mientras de las asociaciones, Protección Civil, autoridades locales y la Delegación en la Costa de Sectur, se reúnan y crucen los datos de impactos en hoteles, restaurantes y enramadas.

Miguel Estrada Trujillo, dijo que poner en pie al sector de enramaderos, representa para los vendedores ambulantes recuperar los 300 empleos que tenían sólo en la zona de Playa Eréndira – Playa Jardín, comentando que las playas son atractivas y representan una cadena de derrama económica.

Los propietarios de enramadas en playa, dijeron que de la respuesta del gobierno en los próximos días dependerá que se sobrepongan, luego que van al día y no tienen colchón económico para ningún tipo de reinversión.