Perdón

0
95

Por Dr. Manuel Portillo Serrano

Gastroendoscopía/Gastrocirugía

Cómo conseguir realmente perdonar:

Primero debes reconocer que existen en ti emociones dolorosas, es básico para perdonar, muchas veces no quieres, o no puedes perdonar lo que te hicieron, porque le das un valor superlativo. Recuerda, el no perdonar te daña más a ti que a tu agresor, debe existir ese sentimiento de compasión y paciencia en ti para perdonar.

Identifica cuál y qué daño te ha hecho la otra persona, y acéptalo como es, y acéptalo y entiéndelo para que no te haga daño, y pregúntate a ti mismo ¿es realmente importante que me aferre a ese sentimiento, que me hace tanto daño? mejor déjalo ir, esa situación la estás alimentando siempre y te hace daño, y eres la fuente permanente tú solo, de autoflagelarte, y debes pensar igual y te gusta sufrir y alimentar ese odio y rencor, es como hacer veneno tú mismo y esperar que la persona que te dañó se lo tome, ¿sabes cuándo pasará esto? nunca.

Desata ese odioso sentimiento de tus pensamientos, eso quiere decir perdonar; desatar, y como dice la letra de una canción “mira qué estupidez lo que acabo de pensar”, tú mismo llamas con tu odio a ese ser o persona que te hizo daño, tienes que liberarte perdonando, te quitarás esas ataduras que no te dejan vivir tranquilo, y más aún, desarrollar tu vida más proactivo.

Si puedes, después de perdonar aléjate de esa persona tóxica, y darás un gran paso, pero si al que tienes que perdonar está siempre contigo, en tu familia o en tu trabajo, tu perdón deberá ser realmente intenso, debes realmente perdonar, ya que si no lo haces, cada vez que por alguna razón discutas con esa persona, siempre saldrá ese tema y en vez de ser realmente perdonado, lo utilizarás como una arma, debes vivir una real reconciliación con esa persona, no pongo ejemplos, nadie más que tú sabes a quien no quieres perdonar, toma en cuenta las cualidades reales buenas de esa persona para que hagas realmente la paz con esa persona, que realmente la perdones, te digo algo muy cruel – la persona que no sabe perdonar, difícilmente sabrá amar-.

Trata, aunque te cueste mucho trabajo, ponerte en el lugar de la otra persona, difícil porque tú no piensas como ella, pero ayuda a entender en el proceso de perdonar. Reconoce que tus pensamientos son los que desencadenan tus emociones, y si en vez de pensar en el odio, piensas en ser feliz, tu conducta tendrá un cambio muy favorable hasta donde estás siendo muy visceral e irracional en tus respuestas o reacciones, tus creencias religiosas, tu educación, tu cultura y sobretodo, ese autodominio del cual nadie somos expertos.

Piensa si el perdonar te trae un beneficio y hazlo real, verídico y que sí tenga mucho que mejorar en tu vida y tu relación con esa persona que estás perdonando. No veas esa experiencia como totalmente negativa, algo bueno te dejó y analízalo, te diste cuenta de las reacciones de la otra persona, esa reacción que tanto tiene que ver con tu conducta o tu forma de ser o de no hacer, analízalo y corrígelo, te traerá siempre enseñanza y te hará una mejor persona, pero lo mejor te hará vivir en paz con el objeto de tener una mejor calidad de vida y toma en cuenta que perdonar no es estar de acuerdo con lo que hizo la otra persona, si sucedió no debes llevarlo a una negación, no justifica lo que te hicieron, no es tolerar esa agresión o aceptarla, no fingir que nunca existió, la relación será ya dañada con esa persona, está en ti hasta dónde, tampoco le tienes que decir que lo perdonas, esa actitud siempre estará en ti

Es una elección totalmente tuya, no pensar en venganza, tu perdón debe ser bien pensado, y sobretodo consciente, rompe con el círculo de amargura, no le des vueltas a esa historia, hay personas ancladas en problemas de años atrás, y siempre lo traen a colación, perdona, es un acto muy humano con un toque divino, ya que solo Dios perdona, medita, has yoga y ejercita tu pensamiento, eso te ayudará y claro mantén tu cuerpo físicamente ejercitado y comiendo sano, lo más cercano a tu peso ideal.

Su problema a perdonar sólo usted lo sabe, trabaje en él y llévelo en realidad a un perdón, pero real, lo único que va a perder es peso negativo en su interior, sáquelo, no viva odiando a su agresor, se odiará a sí mismo y no podrá sacarlo de su cabeza.

Gracias por leer este artículo.